Pocas sensaciones son tan feas como esa que nos queda al dejar de tenerla…al dejar de sentir que somos importantes para ella…al pensar que sus pensamientos, sus miradas, sus sonrisas están dirigidas a otro. ¿Pasamos a ser nada para ella? Y…pareciera que sí. Pocas cosas hay más angustiantes que sentir ese “vacío” que nos deja su ausencia. 

 

Y llega el fin de semana y el vacío se acrecienta. Las horas no se llenan con nada y la angustia crece. ¿Dónde está? ¿Qué pasó? ¿Qué hago sin ella? ¿Por qué?

La extraño…¿me extrañará ella?…¿le caerá la ficha?…¿volverá?…

Pareciera que lo único que te pude venir a la mente son esos momentos maravillosos que pasaron juntos. Los malos como que desaparecieron. 

Y la cabeza no para…y el corazón duele.

 

Es como que parte de nuestra vida se fue vaya a saber donde.  Y que encima esa parte de nuestra vida la tiene otro hijo de puta que si pudiéramos le meteríamos una yarará venenosa en el ojete y nos sentaríamos a ver como se retuerce hasta morirse.

 

¿Saben algo?  Para el vacío…nada mejor que el vacío.

 

¿Cómo?

 

Sí!! Exactamente. El vacío es la solución!!!

 

Agarrá el teléfono y empezá a llamar a tus amigos…te vas con algún cuate cómplice a una buena carnicería y empezás con “El vacío”, justamente.

Después chinchu, molleja, chori, morci, riñoncitos, tira de asado y alguna provoleta.

Y ahí ya con los primeros crepitares de los carbones, las papas fritas y salamines de la picadita y algún Fernet o Gancia (moderado, para acompañar) mientras el chupamedias del asador que quiere figurar un poco apantalla.van a empezar a disfrutar con tus amigos, a hablar de fulbo, de lo putas que son las minas…

Después van a hablar otra vez de fulbo y después otra vez de lo putas que son las minas…y te vas a sentir mucho pero mucho mejor!!

 

Ni te digo cuando empiecen a salir los primeros chori, tipo dos y media de la tarde cuando están todos cagados de hambre y seguramente también de risa.

 

Vamos carajo!! Pongámosle onda que se puede!!

VAMOOO NENEEEE!!!

2 Comentarios

Deja un comentario