Hay algo que es innegable y de lo que cualquier mujer puede dar fe: A ninguna le atrae un hombre sin orgullo.

A partir de esa premisa es que quiero desarrollar el siguiente tema.

Imaginemos el sistema eléctrico de una casa. Gracias a ese sistema todos los artefactos de la casa funcionan perfectamente. Anda la compu, el inalámbrico, la tele, el timbre, el microondas, las luces….todo.

Podemos hacer un paralelismo entre esa energía de la casa y el orgullo del hombre. Si el hombre no tiene orgullo no se quiere, no se valora, no se respeta a sí mismo, en consecuencia nada funciona.

Ejemplo:
Entrevista de trabajo:
-¿Cuánto es lo que pretende ganar, señor Pérez?
-Y…poquito….porque yo no merezco más…

Prueba de jugadores:
-¿Y usted de que quiere jugar?
-Y…de lo que sea…porque no soy muy bueno…

Noviazgo:
-No se si quiero estar con vos o con mi nuevo compañero de trabajo.
-No importa mi amor…yo te amo y estaré acá esperándote siempre.

Si no hay luz…la casa no puede tener un buen funcionamiento…y nadie querría estar en esa casa.  Si no hay orgullo, el que no tendría un buen funcionamiento sería el hombre.

La energía tiene una térmica.  El orgullo también.

Una sobrecarga de tensión puede hacer saltar la térmica de la energía…y nos quedamos sin luz.
Una sobrecarga de sentimientos también hace saltar la térmica del orgullo.

¿Qué pasa cuando estamos en pareja con una mujer por la cual no tenemos un exceso de enamoramiento, por la cual no tenemos un exceso de sentimientos, por la cual no sentimos lo que podría llamarse una dependencia…y esa mujer se manda alguna barrabazada?
Le ponemos los puntos sobre las ies, le dejamos en claro que con nosotros no se jode y en muchos casos hasta la mandamos a la concha de su hermana, nos damos media vuelta y nos vamos, diciendo para nuestros adentros “Pelotuda de mierda…¿Quién se cree que soy?”
Eso sucede porque el orgullo está encendido. La llave está en ON. Todo funciona.  Y es altamente probable que esa mujer nos venga a correr por la calle al grito de “Perdoname, mi amor…perdoname!!” Y si no lo hace, el orgullo nos hace sentir que esa mujer no es para nosotros. Que merecemos algo más y nos hace seguir caminando sin volver sobre nuestros pasos.  No es una “estrategia” lo que estamos llevando a cabo. Es genuino amor propio y respeto por nosotros mismos.

El gran problema del hombre viene cuando se enamora. O mejor dicho cuando está tan boludizado por amor que ya se vuelve dependiente.  Esa sobrecarga de sentimiento es lo que le hace saltar la térmica del orgullo y eso obviamente hace que este se le apague por completo.
Un hombre dependiente, boludizado y sin orgullo soporta lo que sea con tal de estar al lado de la mujer de la cual depende. No concibe de ningún modo la vida sin ella. El terror a perderla hace que se banque todo, que “justifique” todo.
Y eso sucede porque el regulador de tolerancia que es el orgullo no funciona, está apagado, está muerto, le saltó la térmica.

El hombre sin orgullo no es un hombre deseable, así como una casa sin energía no es una casa habitable.
Con el agravante de que la energía de una casa puede volver, pero la pérdida de orgullo en un hombre es un camino de ida.  Es por eso que las mujeres prefieren al hijo de puta antes que al boludo, porque piensan que el hijo de puta podría cambiar, pero saben que de boludo no se vuelve.

Si tu casa se quedara sin energía y supieras que nunca la recuperaría, buscarías otra casa.
Si una mujer ve que te saltó la térmica del orgullo, va a buscar otro hombre.

¡Querete mierda! ¡No te dejes forrear!
¡No le soportes lo que no les soportarías a otra de la que estuvieras menos enamorado!
¡No hagas lo contrario a lo que le aconsejarías a un amigo que estuviera en tu lugar!
¡No permitas que el sentimiento te haga saltar la térmica!

QUE SE HAGA LA LUZ!!!

VAMO NENEEE!!!

9 Comentarios

  • Jaime Luis

    El “orgullo ” que palabra tan corta pero tan importante juega en la vida de un hombre. Hace años atras yo era un remedo de hombre, sometido, temeroso al abandono sin una pizca de orgullo eso no existia en mi, veia a la femina esa como una diosa llamada vaginalea 😆 me da verguenza recordarme a mi mismo en tiempo pasado pero bueno el caso es que , ocurrio lo mas temido despues de seis años me dejaron Mi hombria quedo por el piso a semejante humillacion. Pero gracias a esa mala experiencia te conoci a ti fabio pienso que fue el punto de partida porque ahora soy un hombre diferente. Que no permite faltas de respeto, pongo los puntos sobre la mesa y media vuelta, marcar siempre los limites no permitirles ninguna barrabazada porque ya sabemos que las boludas son como el mar ) Terreno que agarran no te lo devuelven) Ahora soy un hombre que disfruta de la vida y sus placeres no me tiembla la voz para mandar a una mujer a comer esparragos porque algo que si he notado es que desde que cambie mi mentalidad a un hombre libre e independiente las mujeres llegan solas sin necesidad de perceguirlas eso la mujer lo huele a kilometros la seguridad del hombre y toda esa abundancia me a servido como escuela de como es que debe actuar un hombre con genuino amor propio que se hace valer ante toda circunstancia ahora ninguna me puede joder, Me puede doler pero no soy esclavo de su belleza de Lo bien que coge y mucho menos de su amor. Gracias a esa mala experiencia pude corregirme conocerte Pasarme al grupo (A) y finalmente convertirme en esto en un hombre con bolas que sabe lo mucho que vale y hace valer ese precio. Y como dice fabio los hombres nacen los verdaderos se hacen. Auuuuuu Vamoo nene!! Dios te bendiga fabio Gracias. Saludos!!

  • Tony

    comentaré mi experiencia. Tenía una relación de más de 8 años, al principio ella era quien me buscaba y me rogaba. Terminé enamorandome de ella, hasta hace 3 años en q empezó todo a irse a la porra. Empezó a cambiar, se volvió fria, seca , lejana, me pidió un tiempo y se lo dí. Yo tenía la sospecha de que andaba con alguien más pero no lo se realmente. Después de seis o siete meses de rogarle y pedirle q recapacitara, volvió, pero a que precio. Nunca volvió a ser la misma, nunca fue cariñosa, nunca fue tierna, nunca se mostró feliz de estar conmigo nuevamente, y al final a los dos años exactos…. me dejó.. conclusión.. Me faltó amor propio y orgullo. hoy leo este escrito y siento que fallé como hombre y me dejé pisotear. Me faltó dignidad y al final me quedé sin nada, solo resta empezar de nuevo esta vez espero aprender mi lección y no dejarme llevar por las emociones..

  • Andrés

    Sos un ídolo Fabio…. de haber tenido todos estos consejos 2 años atrás…………pobre de las minas que se encuentren con tipos que sigan tus consejos….. en fin… realmente sos un grande…… ¡¡ UN MAESTRO !!

  • Miguel

    Este tipo hace unos años literamente me salvo el cuero, ya se ya se!Me salve yo solo!, No!!! leer sus libros me ayudo a pasar un momento de mierda estuve al borde de permitir cualquier cosa, cualquiera, ojo creo que nunca me recupere del todo, o nunca volví a confiar o depositar las mismas expectativas con otra mujer, diría ..nunca bajo el escudo, pero estoy bien; sano y en la lucha, gracias a este mostro!

Deja un comentario