El temor a que nuestra novia nos sea infiel o nos deje, o ambas cosas, calculo que debe venir de la prehistoria. Claro que en aquella época los tipos los solucionarían cagándose a palos entre ellos, que gane el más fuerte y asunto terminado.

Dudo mucho que un peludo grandote vestido con piel de animal recién cazado por él estuviera hablando con su novia, con los ojos lagrimosos diciéndole “Pero yo te amo…vos me dijiste que me amabas…no me amás? Mirame a los ojos y decime que no me amás…”

Se expresaría de otra manera, lo vivirían de otra forma, pero el temor, los celos, etc,  también existirían.

Hoy en día en ese aspecto se podría decir que nos fuimos a la mierda.

 

Cada vez son más las personas que sufren celos casi patológicos y que viven obsesionadas con el temor de una infidelidad o de un abandono.

 

No tengo dudas que la tecnología (sí…otra vez la puta tecnología) ha ayudado y sigue contribuyendo cada día más a esta problemática.

 

Hoy nuestras novias tienen muchísimas más posibilidades de ser abordadas por otros hombres que les quieren entrar como testigo de Jehová al timbre.

Facebook, Twitter, Whatsapp, Instagram, etc, están a la orden del día y nuestra querida noviecita no se queda afuera de ninguno.

 

Eso hace que los inseguros, temerosos y celosos no tengan un minuto de descanso mental y estén pendientes de cada movimiento de sus dedos. Que si puso me gusta en tal lado…que si la amiga lo agregó al ex…que si subió tal foto…que si le habló tal tipo…

 

Lo que en realidad deberíamos pensar es que toda esta modernidad lo único que hace es acelerar un proceso que se iba a dar de todas formas.

 

Una buena mina con whatsapp, Facebook, Instagram etc va a seguir siendo una buena mina.

Una atorranta cagadora con whatsapp, facebook, instagram, etc, te va a cagar más rápido y vas a tener más posibilidades de darte cuenta lo antes posible que lo que tenés al lado no es justamente la princesa Rapunzel.

 

Ahora bien, vamos a hablar del temor en sí mismo.

¿De qué tenés miedo, tigre? ¿De que tu novia te sea infiel?

¿Y si te es infiel qué?

Sí…ya sé…¿Qué pregunta es esa?…me debés querer matar, pero veamos:

 

Matías estaba como loco porque su novia se había ido de vacaciones con 4 amigas a Brasil. Algunas estaban de novias, otras no.

Los días se le hacían eternos y cada foto que subían a Instagram o cada comentario en facebook de alguna de las amigas hablando de “la joda de la noche” era para él una tortura medieval.

¿Cuál era el temor de Matías?

El temor de Matías era que su querida, amada y fiel novia se viera envuelta en una imprevisible situación, provocada por algún malvado oportunista que aprovechando la vulnerabilidad que le provocaba a ella la distancia, el alcohol, el ambiente de joda o alguna fuerza extraterrestre, se la comiera como a un pancho con lluvia de papas fritas.

 

Querido amigo, si tu novia te es infiel no es porque se impulsada mágicamente y contra su voluntad a las garras del pecado.  Si te es infiel es porque le gustó otro tipo, se cagó en todo y la hizo de una.

O sea, si te caga es porque tu novia no es la maravilla imperdible que vos creías que era y lo que te hizo te lo iba a hacer tarde o temprano. Y en estas cuestiones como en tantas otras, más vale temprano que tarde.

 

Volviendo a la pregunta “¿Si te es infiel qué?”, podríamos decir que si te es infiel te sacás la venda de los ojos y la ves a ella tal cual es.

Eso sí, no dejes que te eche la culpa….que te diga “esto pasó porque vos eras muy celoso y me ahogabas” o cualquier pelotudez del estilo.

Eso pasó porque ella quiso que pase. Punto. No jodamos.

 

Así que, papá, relájate. Que en el amor todo lo que sucede conviene. No tiene sentido estar jugando al detective constantemente.

Y si lo tan temido sucede y se va con otro, dale un abrazo a ese otro  y decile “¿Te la llevás así nomás o te le envuelvo para regalo?”

 

VAMOOO NENEEE!!!

Deja un comentario