-Ay…si volviera a tener tu edad…

La frase del abuelo cortó el silencio.

Su nieto, que intentaba infructuosamente concentrarse en el estudio del otro lado del living, lo miró con curiosidad.

-¿Y eso a que viene abuelo?- respondió Marcelo.

-¿Y esa chica?…como se llamaba…Natalia…? –preguntó el abuelo ignorando la anterior pregunta.

-Noelia, abuelo

-Ah…sí…hace rato que no viene…

-Sí abuelo…hace 7 meses que no viene, es que nos peleamos…

-Ah…

-Abuelo…por favor…tratá de no preguntarme eso delante de Virginia…

-¿Qué Virginia?

-Virginia abuelo…mi novia….la rubiecita…la que te trae los caramelos de dulce de leche….

-Ah…y bueno…es que ahora ustedes cambian de novia como de calzones…

 

La charla amable con su abuelo, con quien no hablaba mucho, le dio a Marcelo la excusa perfecta para apartar un poco los libros y hacer un break.

-Vos no te hagas el santo que me contó la tía que también tuviste tus historias, eh?

-Y sí… pero antes era diferente… antes los hombres sufríamos tanto con las mujeres…

-Ahora también abuelo…

-Bah…que van a sufrir…si están con una…a los diez minutos con la otra…

 

La excusa ahora era total. Marcelo apartó los libros y se sentó en el sillón de al lado del de su abuelo.

 

-Que…no me digas que la abuela te hacia sufrir…-preguntó casi retóricamente.

-No…tu abuela era una Santa… pero me acuerdo de otra…de una de la que estaba tan enamorado…

-Epa…¿y que pasó?

-Y…yo en aquel momento creía que iba a ser la única…y ella me dejaba…volvía…me engañaba…me dejaba de nuevo….me llamaba…lloraba…volvía…me volvía a dejar…

Marcelo se puso serio. No conocía esa faceta de su abuelo y el relato le llamó poderosamente la atención.

 

-¿Y por qué volvías con ella?

-Y que se yo… a veces me vienen recuerdos de esos momento con aquella chica…Valeria…Patricia…no me acuerdo… por eso te decía…”si tuviera tu edad”…hay tantas cosas que haría diferente… por ejemplo nunca dejaría que una mujer me falte el respeto como lo hizo aquella.

-Pero…¿fue para tanto abuelo?

-Y sí…ahora no me acuerdo bien, pero si de algo me arrepiento en mi vida es de dos cosas… de no haber viajado más con tu abuela, que tanto le gustaba….y de haberme humillado tanto con mi novia anterior. Al final me terminó dejando…gracias a Dios, pero que lindo hubiera sido actuar con más…con más…

-¿Con más amor propio?

-Y sí…pero bueno…era tan joven…tan tonto…. Dios mio…estaba como ciego…

-Abuelo…o sea que si tuvieras la oportunidad de hacer las cosas de nuevo…¿actuarías diferente con esa chica?

-Pero no tengas dudas –interrumpió el abuelo- actuaría como un hombre y la mandaría yo a freir churros!!! …que lindo hubiera sido darse ese gusto…pero bueno…esas cosas uno las ve cuando ya es tarde…

-No siempre es tarde abuelo…vení…sentate acá…

 

Marcelo acomodó a su abuelo enfrente del monitor de su PC.

 

-¿Sabés que es esto, abuelo?

-Sí…una computadora…soy viejo pero no boludo…

-Mmm… no abuelo…te equivocás…es una máquina del tiempo.

-¿Una maquina del tiempo?

-Sí -respondío Marcelo- mientras tecleaba www.exnovia.com.ar en el navegador.

-¿Y como funciona?

-Fácil abuelo…sentate acá…así…bien…agarrá el mouse…eso… muy bien…ahora concentrate…empezá a leer…y mágicamente vas a ser joven otra vez….y vas a aparecer en aquel momento exacto…en ese momento que hoy te gustaría cambiar…y vas a tener la oportunidad de actuar como vos decías… dale…concentrate…ahí va…

Bueno…ahÍ estás tigre. Sos joven de nuevo. Ahora tenés la oportunidad de hacer las cosas bien. Con dignidad, con amor propio. VAMO NENE!!!

Deja un comentario